domingo, octubre 24, 2004

Tres tristes ticas

Soñé que yo era Chavela Vargas y que le cantaba al oído a Eunice Odio para ver si la hacía volver a este mundo con toda su belleza prenupcial.

Después soñé que era Eunice Odio y que recibía en una pequeña casa mexicana a Yolanda Oreamuno, quien llegaba desolada una tarde.

Después soñé que yo era Yolanda Oreamuno y que estábamos las tres en el cielo, lloviendo eternamente sobre Costa Rica.

No hay comentarios.: