miércoles, agosto 16, 2006

Cleva rara, amiga como un cervato


Cleva dedica a Lezama

El pasado 14 de agosto Cleva hubiera cumplido 80 años.

Todavía Cleva Solís no es suficientemente conocida (¿alguien podrá serlo de veras?), a pesar de haber sido la otra poetisa importante del legendario grupo “Orígenes”.

Su poesía maravilló a José Coronel Urtecho asombrado por un libro de Cleva titulado Los sabios días. Lo sedujo la música del libro, el poema narrativo sobre Gershwin, la rara sintonía con su mundo, la voz admirativa de la autora.

En un bello poema titulado Carta a Cleva Cintio Vitier escribió estos versos que –me parece- hacen justicia a la gracia inusual que prodigaba la maga predilecta de Lezama:

Cleva rara,
amiga como un cervato, serio arbusto,
una tarde llegaste disfrazada de pregunta,
de pequeño enigma. Rasgabas ya la tela
donde habían pintado los dioses sus arabescos, sus dictámenes,
traías lo que habías encontrado en el morado,
a mirada del liquen, las leyes del telar,
el fósforo en la gruta, el tranvía transparente,
la marquetería del danzón, el ave
que remonta gritando cuando el azafrán.
Traías sacos de cosas, no de palabras,
de élitros, de fondos, de familia, no de pausas.
Claro, nos confundimos un poco. Teníamos grietas
por donde soplaba el frío que de pronto era música.
Necesitábamos tus cosas, tu cocuyo, tu azulejo,
cervato huraño arbusto serio, el eje
levemente inclinado hacia la tierra,
el pelo vago por las constelaciones, charla que te charla.
¿Qué dice, qué dice Cleva? ¿Cuál es la clave,
desde cuándo el sinsonte cantó en el naranjo,
tiré la sota al abismo, se vio la cola del cometa
que significa el fin?
(...)
La Habana mojada suelta luciérnagas granate,
Cleva llega con una jaba de mandarinas,
se pone el delantal, hace la sopa..
.”

Cintio Vitier

2 comentarios:

Martín dijo...

Que bonito dibujo, me gustaría poder leer bien la dedicatoria.
Ya puse la N! saludos!

Altazor dijo...

Ya vi la N. Estupenda. Nelson Garrido la merecía.

Alcanzo en leer en la dedicatoria de Cleva lo que sigue:

"A José Lezama Lima, nuestro amigo entrañable, supremo en el ejercicio del primor, en descorrer los visillos de su coche para deslumbrarnos.

Con un abrazo de
Cleva

3-19-66"

P.D: 19 de marzo de 1966, día del santo de Lezama.