sábado, agosto 27, 2005

El abismal problema del tiempo


Salvador Dalí

26-08-05:

El tiempo, el abismal problema del tiempo (Borges) nos ha deparado relojes, tratados filosóficos, poemas, ucronías, soliloquios, simultaneidades, leyes de la física, disparates, alegrías. Y sigue ahí, campante, generando relojes, tratados filosóficos, poemas, ucronías, soliloquios, simultaneidades, leyes de la física, disparates, alegrías y esta nota ínfima que creo haber concluido.

“¿El tiempo? El tiempo pasa”, dijo Octavio Paz que dijo Marcel Duchamp cuando le preguntaron por el tiempo.

El primer tiempo, El tiempo perdido, el tiempo que transcurre, el tiempo recobrado, el tiempo nublado, el buen tiempo, el mal tiempo, el contratiempo, la guerra del tiempo, el tiempo vivido, el tiempo desandado, la carrera del tiempo, el tiempo remoto, el tiempo de lluvias, el tiempo de sequía, la música (esa misteriosa forma del tiempo), el tiempo que es, el tiempo que ya era, el tiempo que vendrá, el tiempo que no hay, el tiempo que queda, el tiempo que se fue, el tiempo que tienes, el tiempo que no tienes, el tiempo que me quitas, el tiempo que doy, el tiempo del desprecio, el tiempo que es oro, el destiempo, el tiempo libre, el tiempo tomado, el cierto tiempo, el tiempo que hago, el tiempo que fluye, el tiempo que falta, el tiempo que sobra, el tiempo encarnado, el pasatiempo, el tiempo rápido, el tiempo lento, el entretiempo, los tiempos mejores, el tiempo en que fueron Itálica famosa campos de soledad y mustios collados, el segundo tiempo, el tiempo físico, el tiempo psicológico, el tiempo histórico, el tiempo narrativo, el tiempo añorado, el tiempo pedido, el tiempo lineal, el tiempo circular, el tiempo de rotación, el tiempo de traslación, los tiempos del verbo, los tiempos modernos, César Tiempo, el tiempo dado al tiempo, el tiempo real, el tiempo ideal, el tiempo ilimitado, los tres tiempos, el tiempo previo, el tiempo contado, los tiempos aquéllos, el tiempo absoluto, el tiempo relativo, el tiempo irredimible, el tiempo muerto, Ser y Tiempo, el tiempo refutado, el nuevo tiempo, el tiempo antiguo, el tiempo de paz, el tiempo de guerra, el tiempo complementario, el tiempo de callar y todos los tiempos del Eclesiastés, el tiempo-sustancia del que estoy hecho, el tiempo-río que me arrebata, el tiempo-tigre que me destroza, el tiempo-fuego que me consume, el tiempo que soy yo, que soy Borges.

2 comentarios:

Henry S. dijo...

Hermoso texto sobre el tiempo. Y con el tiempo de Pavese quise jugar sin saber que con Pavese no se juega. Aun agitado por la información. EN cualquier caso sería una celebración, nuevamente, sin saber que lo era.

Un abrazo

El pez dijo...

Me reafirmo en lo dicho el mes pasado. Este blog es una gran pesca, para mi acuario. Felicidades, "a tiempo".