martes, agosto 30, 2005

La defensa neonachista de la poesía


Carlos Martínez Rivas

La tendencia centroamericana del neonachismo hizo una lúcida defensa de la poesía y de los borrachos. El Turco Najul, neonachista de linaje, me hizo llegar un poema de la referida tendencia, perteneciente a Carlos Martínez Rivas, el autor de un libro cuyo título es toda una proclama neonachista: La insurrección solitaria. Copio el poema:

ESPIRITU DE GREMIO
y Defensa de la Poesía

El Doctor León Pallais Godoy me espetaba:
-“Para mí, un borracho es una bestia”-.

Yo, nunca he podido ver un borracho
como a una bestia. Siempre, tras expósita
niña del ojo, arde luz vulnerable.

Pero al insensible, y al agresivo,
hacia, y contra la poesía, a ése
sí que lo veo como a una bestia.

Aun si estando borracho, ¡siempre bestia!


El Turco guardaba una copia de ese poema dentro de las páginas de un ejemplar de Bajo el volcán, la terrible novela de Malcolm Lowry.

3 comentarios:

angel dijo...

Gracias por evocar aquí al nicargüense Martínez Rivas, tan desafortunadamente poco divulgado

Altazor dijo...

¡Qué bueno, Angel, que compartas el gusto por la poesá de Martínez Rivas!

Saludos,

Altazor

angel dijo...

Pronto, en uno o dos meses, incluiré uno de sus poemas en mi blog que conces y en el que serás siempre bienvenido. Saludos.