domingo, junio 11, 2006

La Argentina de mis tormentos


Messi

La vieja frase que Cabrujas aplicaba al partido político de sus afectos, hoy me sirve para definir lo que estoy sintiendo desde ayer. Empezó el mundial para Argentina y empezó bien -lo reconozco-, pero también se iniciaron viento en popa mis sufrimientos. Y es que no podía ser de otra manera. ¡Qué es eso de seguir ganando un partido 2 a cero! Una Argentina que se respete debía agregarle angustia al espectáculo. Así, no sólo le era conveniente encajar un gol sino también dejar a Messi sentado en la banca durante los 90 minutos. Ibamos a ganar, sabíamos, pero que no fuese tan fácil, por supuesto. Había que cumplir el ritual del peligro.

No le basta a la selección argentina con estar -como le corresponde a su destino histórico- en el grupo de la muerte. Le es imprescindible transitar por situaciones difíciles en cada juego. Ya sus jugadores "número 12" estamos acostumbrados.

Pekerman, por favor, no nos hagas sufrir tanto y no dejes a Messi por fuera todo el tiempo.

Saludo hoy con alivio (hasta el viernes 16) a la Argentina de mis tormentos.

3 comentarios:

Turco Najul dijo...

La selección argentina aplica la máxima de Groucho Marx: a mayor riesgo, mayor diversión.

Tecnorrante dijo...

El turco puede que tenga razón. Llegó un momento en que los partidos de la NBA cuando jugaba Jordan ya se hacían monótonos... capaz el DT sea un sabio filósofo amante de la adrenalina!

El Báquiro dijo...

Del mapamundi distorsionado de mi memoria creo recordar que Cote d' Ivoire está peligrosamente cerca de Camerún...
20 años no son nada, 16 mucho menos.